miércoles, 2 de marzo de 2011

Cibercoincidencias

Dice el refrán que el mundo es un pañuelo, y el ciber mundo, pues debe serlo también. Cuando nos dicen que tengamos cuidado con nuestros datos y lo que publicamos, no les falta razón.
Yo acabo de encontrarme con una curiosidad que me ha parecido graciosa y me ha recordado al experimento "6 grados de separación".
Leyendo El Blog de Anna, he pinchado en uno de los comentarios sin querer, y me ha llevado a un blog muy gracioso sobre un gato. Resulta, que ese blog, sigue otro blog de una amiga mía, una mamá que vive en Alemania, no veo entre ellos conexión alguna, y soy el cuarto elemento en discordia. Es curioso, ¿no?

4 comentarios:

Mamá Española en Alemania dijo...

jajajaj... Yo también estoy empezando a creer en la teoría de los 6º: el otro día alguien del foro resulta que conoció a mi padre!! jajajaj... Cuando me dijo el apellido (que no es muy común) no pensaba ni de coña que le contestaría diciendo: pues sí, sí tiene que ver conmigo, es mi padre! :))

Pelocha dijo...

creo que la globosfera es muy pequeña. Más aún teniendo en cuenta que todos nosotros seguimos blogs de cosas que nos interesan, así que creo que no es tan dicifil encontrarse...

Maria dijo...

Yo conocí en Spaniards a un chico asturiano que había sido vecino mio en Motril durante mi adolescencia! Sin embargo nunca llegamos a conocernos...

Un día de estos probaré el experimento ese de los 6 grados y me llevaré un susto xD

Irene dijo...

Es curioso, he llegado a este blog al ver que había varias entradas desde él... Tenía curiosidad. Y lo primero que me encuentro es una entrada explicándome por el por qué de esas visitas... jeje
Mi teoría entonces es que todo comienza con el blog de Anna.
Fue el primer blog que seguí hace ya 3 años. Sin querer, curiosamente también, pinché en uno de los comentarios. Me llevó al blog de una chica que curiosamente compartía una serie de acontecimientos vitales raros conmigo. Ese blog me llevó al blog de una madre petarda y ñoña que no soporto demasiado. Peeeeeeero, ese blog me llevó a otro de una mamá pediatra. Y ese blog, a su vez, me llevó al de una mamá en Alemania. Leí una de las entradas. Lloré de la risa y tuve que leerme todas en un día... jeje. Esa es la historia.

Conclusión: en la blogosfera con que conozcas el blog de Anna, puedes llegar a cualquier blog del mundo =)

PD: No es un gato... es un Umpa Lumpa... jaja