lunes, 22 de diciembre de 2008

El por qué ya no me gusta salir por la noche...

El por qué no me gusta salir por la noche...
-la música suele ser mala, el dj suele tener un gusto infumable, o tener la colección que tienen todos los bares, que ponen las mismas canciones machaconas pachangueras, da igual el sitio, oyes lo mismo en todas partes, y lo mismo siendo malo y repetido, pues dan ganas de salir corriendo
-te coloques en la parte que te coloques del bar, a no ser que te pegues a la pared, parece que tienes colgado un cartel en la pared que pone "pasillo", todo el mundo pasa por donde estás tú, algunos educadamente, los menos, y el resto empujándote
-el puerta te mira y te perdona la vida, decide si eres digno de su antro o no, en otros casos, pretende que pagues por entrar a un sitio donde vas a gastarte dinero en bebidas, guardarropa y demás, pero eso viene después
-te cobran por una cerveza 7 euros, si te bebes una copa, 10 euros, haciendo el cálculo, cómo te sale la noche??? si antes has comido algo e incluyes los taxis, te sale un presupuesto millonario. Encima de dan de beber porquería, por eso prefiero la cerveza, que por lo menos sé lo que estoy bebiendo
-si llegas a las 5 de la mañana a casa, como ya no tenemos 18 años, pues el día siguiente, echado a perder, en la UVI, y si tienes resaca ya mejor ni hablamos, así que de los dos únicos días libres que tienes, uno lo pierdes tirao en el sillón recuperándote
-el clásico graciosillo que quiere ligar con frases hechas que se currarán en su casa para parecer ocurrentes, y que van soltando a las pobres posibles víctimas que tienen que aguantar esa verborrea vací
-tias con más chicha al aire que tapada, aún en invierno, paseándose exponiendo la mercancía, sin comentarios
-el humo. No fumo. Odio el tabaco. Si salgo a estos sitios, me convierto en fumadora pasiva de cantidades ingentes de humo, que apestan mi ropa. Los ojos son como los de la novia de Drácula. Da igual que ponga prohibido fumar, la gente va por libre y sólo se preocupa de su propio placer y satisfacción, y a los que no fumamos, que nos den.
-los sitios están taaaan llenos, que estás apretado como si fueses en metro a hora punta, te pisan, empujan y demás
-con el ruido, digooo música, tan alto, no puedes hablar más que chillando, así que al día siguiente la garganta te pasa factura
-el baño está asqueroso
-el guardarropa te cobra por prenda, 1,5 euros, hay cola para dejar, colar para recoger, y el precio incluye el que tu ropa apeste también a tabaco
Seguro que si sigo, me salen más razones, pero creo que ya tengo más que suficientes!!
Prefiero cenas, tapeos, y tomar algo en sitios en los que se pueda escuchar la música y hablar con tus amigos, porque otra cosa es pasarlo mal y encima pagando por ello!!! y qué precios...

2 comentarios:

Maria La Chica dijo...

Jajaja.. que buenisima reflexion. Yo nunca me he puesto a enumerar las razones por las que no me gusta salir. Ultimamente lo achaco a la "edad" (como si los treintañeros ya no salieran de marcha)
No se, prefiero quedarme en casa e invitar a los amigos a que se vengan a cenar, y luego nos ponemos musiquilla de fondo y charlamos, o nos jugamos un pictionary y nos hechamos unas risas.

Muchas gracias por pasarte por mi blog y dejarme unas palabras!

xxx

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, si de algo me he dado cuenta con el paso de los años, es que a mi nunca me ha gustado salir "realmente".

Y digo esto, por que en su dia, estuve una larga etapa de años en la que no paraba de salir de fiesta, y la verdad es que mentiria si dijera que no me divertia, y que tengo momentos inolvidables, pero no era por el mero echo de salir, si no por estar pasandomelo bien con mis amigos, independientemente del lugar y de todo.

Pero las cosas cambian, y ahora los pocos amigos que aun siguen saliendo, lo hacen con fines muy diferentes a los de antes. Salen a "Beber" hasta emborracharse, y a presentarse a todas las chicas del Pub en cuestion hasta que logren ligar, y a mi eso como que no.

Me doy cuenta, de que sin amigos, solo queda todo lo que tu has detallado tan bien en tu entrada:

Bebida Cara, Asqueroso Humo, Gente Maleducada, Aseos Putrefactos, Musica Horrible.

Asi es como me di cuenta, que nunca me ha gustado salir realmente, y por eso ahora hago otro tipo de planes mas "tranquis" o alternativos.

Como organizar cenas en casas de amigos, jugar todos a la wii, ir al cine, visitar una teeteria donde poder charlar tranquilamente. En fin, lo que viene siendo disfrutar el momento con los amigos. Solo cambia el lugar, nada mas :)

No me considero mas aburrido que antes, y no me importa que algunos me digan que soy un muermo por no salir ya de fiesta, simplemente sigo haciendo lo que me gusta, y ya no se encuentra en la Discotecas.