martes, 15 de mayo de 2012

Mi vida sin tele

No estoy dentro de un experimento sociológico, que nadie se asuste, simplemente, me acabo de mudar y no tengo tele, ni dinero para comprar una, un dinero que antes iría la lavadora y cosas más prácticas. La verdad es que últimamente hay muchos cambios en el trabajo y estoy haciendo más horas de las que me gustaría, y cuando salgo de trabajar, entre ver a mis padres, preparar cosas para el día siguiente, hablar con mi hermano, amigos, etc... pues no tengo tiempo de aburrirme, y si quiero noticias, me pongo la radio online, y si quiero distraerme, pues me leo un libro, artículos, etc... por lo que he recuperado el ritmo de leerme 2 libros semanales, y creo que aunque recupere la salud económica como para poder permitirme la tele... no voy a comprarme ninguna.

3 comentarios:

Elenita dijo...

Dos libros a la semana?? Como te envidio...yo, aunque no tuviera tele, no tendria tiempo de leer tanto...

La Nere dijo...

Las épocas en las que no he tenido tele han sido las más creativas. Además, no te pierdes nada ;)

meinemamimemima dijo...

siempre puedes ver alguna serie por Internet ;))) Cuando quieras y sin anuncios :P